¿Qué debo hacer cuando me conecto a una red WiFi abierta?

Escrito por Carlos Rey a 28 noviembre, 2013 en Seguridad y Tutoriales - Sin comentarios

Nunca he usado una red WiFi abierta, quizás la gran capacidad de conexión que te proporciona un módem 3G fuera de casa haya sido el motivo por el cual nunca he necesitado conectarme a un WiFi externo al salir de casa. Ahora bien, aunque me hubiese podido conectar seguramente no lo haría nunca o solo en casos extremos.

Conectarse a una red WiFi abierta es realmente peligroso aunque si sigues estos consejos estarás a salvo de miradas ajenas. Son muchos los centros que ofrecen redes abiertas (cafeterías, centros comerciales, aeropuertos, etc.), una red WiFi abierta puede suponer un peligro importante y quizás por eso lo mejor es que sigas las recomendaciones que te ofrezco pero antes te voy a explicar porqué deberías hacerlo.

Zona Wifi

Saber quien se conecta a una red pública es complicado y nunca sabremos si hay alguien que está analizando el tráfico de la misma. No hace falta ser un hacker, hace unos años con FireSheep se podía suplantar la identidad digital de una persona sin mucho esfuerzo y sin demasiados conocimientos.

Alguien podría conseguir contraseñas fácilmente con algún programa como Whireshark y por eso debes seguir leyendo.

¿Qué debo hacer?

  • Cifrar el tráfico es la mejor solución. En otros países la ley obliga a proteger las redes WiFi de acceso público pero en España el usuario es el único encargado de proteger su privacidad. Las páginas bajo SSL o HTTPS (Google, Twitter o Facebook activando la opción, etc. son algunas de las que lo ofrecen) ayudan a proteger nuestros datos y todas aquellas que trabajan bajo estos protocolos serán un lugar seguro.

No todas las webs ofrecen un servicio de este tipo (que tiene un costo y mayor carga para el servidor) y por eso no es aconsejable entrar en páginas que contengan información importante y no estén cifradas en estos lugares públicos. Hay extensiones como HTTPS Everywhere que fuerzan este tipo de cifrado para una navegación más segura.

  • Usar una VPN es la solución más simple, segura y rápida. No es para nada complicado y servicios como Spotflux nos ofrecen una configuración sencilla a salvo de mirones.

Y por último y no por ello menos importante ten cuidado con todo lo que compartes en la red. A veces por comodidad compartimos carpetas y en una red abierta estos archivos podrían servir a cualquiera como algo “útil” para colarse en tu PC de forma rápida.