¿Sirve para algo un procesador de 64 bits en un smartphone?

Escrito por Carlos Rey a 3 Diciembre, 2013 en Apple y Hardware - Sin comentarios

Si hay algo por lo que se caracteriza Apple es por innovar respecto a la competencia y el iPhone 5S es un claro ejemplo. El procesador de 64 bits podría ser una simple estrategia de marketing aunque tenemos que matizar esta aclaración.

Está claro que, aunque sea el primero, Samsung ya ha anunciado que seguirá esta senda. El nuevo procesador del iPhone ofrece un rendimiento excelente pero… ¿exprimirá el software este rendimiento?

A7

El A7 es una bestia de procesador pero no por tener una arquitectura de 64 bits, con 1GB de RAM no se puede sacar partido a un procesador de este tipo. En el momento que los móviles empiecen a utilizar aplicaciones que exijan más GB de RAM empezarán a destacar en su rendimiento.

Hablar de 64 bits vende más que hablar de lo mismo de siempre con una cámara mejor pero, aun así, tenemos que reconocer que Apple ha acertado en su decisión y es el camino a seguir aunque por el momento no sea más que una “estrategia de marketing”. Solo tenemos que pensar en los sobremesa cuando los 64 bits solo sacan partido a sistemas con más de 3 GB de RAM.

Un iPhone 8 podría llegar a los 4GB de RAM y los desarrolladores deben prepararse para lo que viene. Si tienes un nuevo dispositivo de este tipo estás preparado para el futuro pero no pienses que le sacarás rendimiento en el presente. El A7 es un ejemplo a seguir y pero en el presente no destacará por tener 64 Bits sino por otras características como el Dual-Core que se puede exprimir al máximo y que a día de hoy sigue ofreciendo más rendimiento que el Quad-Core.

El problema no es el hardware, el problema es que las aplicaciones no están todavía lo suficientemente optimizadas para aprovechar al máximo los cores múltiples.