¿Somos esclavos de la tecnología?

Escrito por Carlos Rey a 11 junio, 2012 en Especial y Tecnologia - Sin comentarios

Vivimos en un mundo lleno de tecnología, esta nos atrae, entretiene, ayuda y acompaña en muchos momentos de nuestra vida. Es una plataforma necesaria para el progreso que crece de forma bestial. Sin embargo, todos estos aparatos están modificando sustancialmente muchas vidas con un lado un tanto oscuro y triste .

Hay mucha gente que bajo esa conectividad extrema en las redes sociales, servicios de mensajería o foros se están aislando de la vida real. A día de hoy ya son muchas las personas que sufren Nomofobia (Miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil). Personas que miran antes el tiempo en el PC que por la ventana, gente que ya no vive si no se pasa el día conectado al WhatsApp, si en una hora no puede consultar el Facebook.

Debemos pararnos a pensar si somos amos o esclavos de la tecnología, si realmente nos ayudamos y beneficiamos de ella o si dependemos de ella como si de la peor droga se tratase. Está claro que estoy a favor de la tecnología, la utilizo cada día e intento beneficiarme de ella todo lo que puedo pero me limito a esto. Debemos de poder vivir perfectamente sin PC unos días, dejar el móvil en casa y no sentirnos “solos”.

Muchas de las grandes costumbres ya se han perdido, la gente te manda un WhatsApp y considera que lo as leído como si de una llamada se tratase y no se da cuenta de que no todos estamos enganchados hasta tal punto. No entienden que no tengo porqué tener mi tarifa de datos activada todo el día (me basta con activarla para mirar lo que hay y luego volver desconectarme). Buscan el consuelo de un día duro en el chat de una red social cuando realmente un buen apoyo solo puedes conseguirlo cerca de las personas que realmente importan. Gente que vive feliz viendo GH 24 horas sin pensar en lo que pasa en su alrededor…

Escribo este artículo sin ánimo de ofender a nadie para que algunos podáis pensar si estáis o no dando un buen uso a las nuevas tecnologías. ¿Y tú? ¿Eres un esclavo de la tecnología?