[…] unos días que hablamos por primera vez de LibreOffice, la famosa suite OpenOffice cambiaba de nombre para evitar los problemas con […]