[…] unos días os comentaba en un extenso artículo si realmente vale la pena tener un smartphone “chino” o bien optar por alguna alternativa mejor y de más calidad. Hoy voy a obviar que te has decantado […]