[…] me preocupa bastante ver cómo se han perdido algunas costumbres y cómo la gente pueda considerar Twitter como una vía de comunicación oficial. ¿Ya no se puede vivir sin una conexión a […]