Saltar al contenido

5 consejos para mejorar la eficiencia de tu empresa

¿Has pensado en cómo mejorar la capacidad de tu negocio para aumentar los beneficios?

La eficiencia empresarial significa maximizar los resultados de los insumos dados o aprovechar al máximo tus recursos. Si no has pensado en cómo mejorar la eficiencia de tu empresa, es posible que estés pasando por alto lugares donde puedes reducir el tiempo que dedicas a una tarea en particular. Esto te hará ahorrar dinero y mano de obra tanto a corto como a largo plazo.

Continúa leyendo este post y ¡potencia tu negocio!

Potenciar tu empresa

1. Proporciona las herramientas adecuadas

Parece obvio, pero te puede sorprender la cantidad de empresas que no brindan a sus empleados las herramientas que necesitan para hacer su trabajo. Ya sea que estés buscando un software de gestión de proyectos o una nueva capacitación para tu contador, la tarifa única o el costo de suscripción anual que puedes pagar por una herramienta, a menudo se amortizará diez veces en términos de realizar el trabajo de manera rápida y precisa.

Tal es el ejemplo de sage x3, una solución de gestión empresarial orientada a la mediana o gran empresa que mejora la eficiencia y ayuda al aumento de la productividad.

2. Haz reuniones cortas a diario

También llamadas huddles o scrums, una reunión de equipo corta y diaria puede mejorar la eficiencia empresarial. Mantén a tu equipo actualizado sobre en qué están trabajando todos, quién necesita ayuda y quién podría tener tiempo adicional y problemas o preguntas que tengan los miembros del equipo.

3. Canaliza el enfoque de tu equipo y empresa

No confundas estar ocupado con ser productivo, no necesariamente están relacionados. Es crucial mantener a tus empleados enfocados en una sola tarea u objetivo a la vez. Deja claro lo que es más importante y la eficiencia seguirá.

4. Piensa qué cortar

Examina tus operaciones y los procesos que tienes implementados. Busca redundancias, procesos anticuados, excesivamente complicados o procedimientos poco claros. Todos estos son candidatos principales para la consolidación o eliminación.

5. Piensa qué construir

La creación es tan importante como el corte. Documenta cada tarea que realizan tus departamentos con regularidad, sin importar cuán grande o pequeña sea. Esto tiene dos propósitos: la documentación ayuda a ver los puntos en los que puedes ser aún más eficiente, y por otro lado, te permite establecer un proceso que otros pueden seguir en caso de que sus ejecutores típicos no estén disponibles.

Comienza a mejorar tu empresa con estos 5 consejos y ¡disfruta los resultados! Tus empleados te lo agradecerán.