Saltar al contenido

Por qué es tan importante tener una buena web

En ocasiones entramos en una página web y parece que estamos en una habitación desordenada. No sabemos a qué se dedica exactamente la empresa o qué servicios ofrece.  La mayoría de las veces falta información, esta es confusa o no ofrece una idea clara sobre los servicios que se prestan. Hay un desorden y un caos que acaba echando al cliente potencial. Estamos perdiendo la oportunidad de captar un nuevo cliente y perdiendo una posible venta.

¿Cómo conseguir una web útil fácilmente?

El concepto de usabilidad web es un aspecto que debemos tener claro para poder aplicarlo sin dificultades. El fin es crear una web que se adapte a las necesidades de los clientes y de la propia empresa. La usabilidad web consiste en la capacidad de interacción que tiene un usuario cuando entra en la web. Para ello, se necesita que esta tenga una interfaz sencilla, intuitiva y un diseño atractivo.

Oficina en casa

¿Qué debemos tener en cuenta para conseguir una web completa?

  • Claridad. La información que recoja la web debe ser clara y simple. Debemos centrarnos en lo que realmente importa, por lo que necesitamos una estructura de la información correcta. También es importante poder guiar al usuario en todo momento, por ello debemos construir un feedback directo, por ejemplo, a través de un chat.
  • Credibilidad. Crear un buen contenido aporta también credibilidad, pero también lo aporta mostrando quién se encuentra detrás de la empresa. Para ello es recomendable crear un apartado en el que se explique quiénes somos, dónde estamos e incluyamos los datos de contacto. Esto aportará al usuario más tranquilidad.
  • Accesibilidad. La web debe estar disponible en todo momento y asegurarnos de que todos los enlaces funcionan correctamente. También hay que ser capaces de contestar a todas las posibles preguntas del cliente en un tiempo prudente y no muy elevado.

Errores más comunes al crear una página web

  • Contenido audiovisual. No es recomendable saturar la página web de imágenes. Debemos saber cómo usarlas correctamente. Por ejemplo, es bueno usar la fotografía en un Ecommerce, pero de forma moderada. Acompañar la descripción del producto con una imagen consigue aumentar su credibilidad y da una idea al cliente de lo que va a recibir.
  • Navegación. En ocasiones la página está tan mal estructurada que el usuario no sabe navegar dentro de la web y no tiene opción de volver al inicio. Por ello, para mejorar la usabilidad web es importante usar técnicas como las breadcrumbs, una herramienta directa que ayuda al usuario en todo momento mientras navega por la web.
  • Buscador. No tener la posibilidad de buscar dentro de la web puede ser un hecho frustrante para el cliente. Por ello, tener una herramienta de búsqueda es algo esencial para que el usuario pueda llegar directamente al producto que busca.
  • Diseño. Usar un diseño pobre también es un problema a largo plazo. Puede que incluso eche al cliente potencial de nuestro sitio web. Por ello es tan importante elegir un diseño atractivo con unos colores que inviten al usuario a seguir navegando. Ya sabemos lo importante que es la psicología del color y cómo puede influir para llamar a la acción.

Conseguir una web útil es un gran paso para aumentar las ventas del negocio. Tan solo debes seguir estos pasos para tener una web perfecta adaptada a las nuevas tendencias de marketing y el concepto de usabilidad web.