Saltar al contenido

5 motivos para reparar tu móvil o tablet y no tirarlo a la basura

¿Quién concibe la vida actualmente sin el móvil o tablet en la mano? Es una herramienta esencial, y los que nacimos antes de estos inventos no nos imaginamos como pudimos comunicarnos antes sin ellos. Pero si nuestros gadgets se dañan, lo mejor será buscar un buen servicio de reparación de móviles y tablets.

Siempre está la opción de comprar otro nuevo y actualizarnos, pero reparar tu móvil o tablet es una excelente opción, sobre todo si ya te encariñaste con el dispositivo, por lo que aquí te traemos 5 motivos para reparar tu móvil y no tirarlo a la basura. La última vez que reparé un móvil, de hecho, lo hice en Servicio10 y quedó perfecto.

5 motivos reparar movil

Mira precios y compara, a veces no vale la pena actualizarte

Siempre es bueno revisar opciones. Comprar un móvil o una tablet nueva significa un nuevo desembolso de dinero, por lo que no está de más revisar qué alternativas tenemos antes de pensar en seguir gastando en tecnología. Un arreglo de tablet o móvil puede ser mucho mejor que gastar cientos de euros otra vez.

A veces es menos de lo que creemos

Ya hiciste una inversión comprando ese móvil o tablet y de repente no enciende. Se nos cae el mundo, cierto, pero muchas veces no es una tragedia. El fallo resulta no ser tan grave como pensamos: puede ser un conector, la batería, algo que se desajustó, nada complicado muchas veces.

5 motivos reparar tablet

Puedes potenciar tu dispositivo

Resulta que el móvil o tablet tenía algo insignificante y el técnico te sugiere instalarle una ROM personalizada la cual ha demostrado que funciona mucho mejor. Termina pasando que vas a tener un aparato funcionando al 100% y con una instalación que se adapta perfectamente y lo mejora. O sea ganas por todos lados. En ocasiones, si el problema es la batería, incluso se puede meter otra de mejor calidad que nos salga más duradera en el tiempo.

Te costará menos que uno nuevo

Es cierto que los móviles y tablets traen piezas muy complejas y caras, pero lo creas o no la mayoría de las piezas son básicas y económicas. Por más problemas que presente tu dispositivo lo más seguro es que repararlo te saldrá más económico que uno nuevo. A menos que sea una pieza muy cara, la mayoría de estas fallas no son un gasto enorme y definitivamente es mucho menor a invertir en un dispositivo nuevo. Lo que suele costar bastante más es cambiar la pantalla en móviles de gama muy alta (sobre todo si son plegables o curvadas), ahí sí que podrías tener que pensártelo porque no siempre vale la pena.

Colaboras con el medio ambiente

Cada móvil o tablet que se desecha es un residuo más de chatarra electrónica. Fabricar un móvil nuevo también significa utilizar recursos naturales. Si reparas el tuyo y no compras uno nuevo haces una contribución para que el medio ambiente no se siga deteriorando.

Un punto extra: si arreglas tu móvil o tablet no vas a tener que mudar tus contactos, fotos y otros datos. Vamos a ser sinceros, por más que sigan facilitando el proceso de mudanza, siempre es una molestia y algo se termina perdiendo, dando la casualidad de que lo que se pierde es tu foto favorita (a mí me ha pasado).