Aquí tienes los 10 mandamientos del Freelance

Escrito por Carlos Rey a 13 febrero, 2014 en Tecnologia - Sin comentarios

Cada día me planteo de forma más real la posibilidad de llegar a ser Freelance, sería una decisión difícil pero todavía tengo tiempo para dar rienda suelta a mi imaginación. Esta posibilidad que llevo barajando desde hace un tiempo me permitiría independizarme de jefes y sueldos basura que no recompensan por ningún lado mi trabajo.

Pero no todo van a ser ventajas, si quiero adoptar este cambio tendré que estar preparado y saber administrar, de forma estricta, mi vida para poder vivir bien y sin agobios.  Personalmente no creo que tenga mucho problema (por ser una persona muy disciplinada y perseverante) si algún día lo llevo a cabo pero ya tengo claro cuáles son esos 10 mandamientos que debería cumplir si me animo a serlo. Si quieres ser autónomo o empresario y empezar a prestar servicios a terceros sin experiencia previa sería de vital importancia prestar atención a ellos.

Freelance

1. Elabora un proyecto

No te lances de la noche a la mañana con un proyecto sin sentido. No pretendo que crees un plan de empresa pero si algo similar con unos objetivos propios en el que tengas estudiada la viabilidad de tu proyecto y en el que tengas claro a qué te vas a dedicar y hasta donde vas a poder llegar, asesorándote antes de cuáles van a ser tus gastos y tus posibles ingresos.

2. Aprende a controlar tus miedos

El miedo te acompañará durante un momento bien largo, aprende a vivir con él y a controlarlo. El fracaso no es algo que deba entrar dentro de tus planes pero, si te pasa, no te hundas, utilízalo como experiencia para una nueva oportunidad.

3. Atrévete con todo y sigue formándote

Aunque seas muy bueno en algo no te conformes, intenta seguir formándote y echar mano de todo lo que sabes para ahorrar dinero, se un buen comercial, publicista, administrativo e incluso tu propio agente financiero. Al igual que te podrás meter con estos campos deberás seguir formándote en tu terreno para ganar en profesionalidad e incluso ampliar horizontes.

4. Controla tu economía

Ahora no hay una estabilidad, cobrarás en función de tu trabajo y de lo que te paguen, si tienes épocas buenas guarda siempre algo para esos momentos de bajón.

5. El tiempo es oro

Ahora tu tiempo es limitado o infinito, aprende a distribuirlo de forma racional y prioriza aquellas actividades que más dinero te reporten y desecha aquellas en las que pierdes tiempo o no sabes qué va a salir de ellas.

6. Busca clientes debajo de las piedras 

Estudia bien a tu target y aprende a buscar los clientes donde sea, de nada te servirá ser un experto si no eres buen comercial. Si no tienes clientes no tendrás de qué vivir.

7. Haz vida social y consigue contactos 

Tanto 1.0 como 2.0. No tener jefes o compañeros te dejará más solo pero a través de redes más profesionales como Linkedin podrás contactar con otros expertos en la materia que te ayudarán en tu trabajo. Los eventos son un buen sitio donde hacer contactos y aspirar a otros proyectos de mayor envergadura. Eso sí, aprende a cerrar tratos o serán armas de doble filo.

8. No todo es trabajar

Aunque en un primer momento trabajarás más que en ningún lado, no todo es trabajo. En las épocas de menos carga aprovecha la ocasión para avanzar nuevos proyectos o, si el año ha ido bien, para tomarte unas pequeñas vacaciones que te permitan volver con fuerza.

9. Innova

La idea inicial no durará siempre, si dejas de evolucionar te quedarás atrás, si consigues ganar dinero suficiente ve renovando equipos o asistiendo a cursos que te permitan mejorar y perfeccionar tus técnicas, serán de gran ayuda para seguir siendo competente con el paso de los años. Si tienes mucha carga de trabajo valora la posibilidad de contratar a otro profesional, te ayudará a realizar mejor el trabajo y te proporcionará más tranquilidad si tu negocio adquiere una gran envergadura.

10. La tecnología es tu mejor aliado

Ahora eres tú el único que depende de ti mismo. Sea cual sea tu especialidad aprende a utilizar la web para buscar soluciones económicas o gratuitas a tus problemas. Tienes todo tipo de herramientas a tu alcance y, a través de ella, contarás con información suficiente como para solucionar la mayoría de los problemas que se te presenten.

Son unos consejos que te vendrán cómo anillo al dedo si es lo que estás buscando. Yo no soy quien para animarte a qué lo hagas pero si, por alguna razón, llevas tu plan a cabo recuerda respetar siempre estos consejos para tener una vida mucho más fructífera y no amargarte en el intento. Acuérdate de estos 10 mandamientos del Freelance para poder sobrevivir a ese mundo cruel.